don´t let it bring you down


la dirección que sigamos la debemos marcar nosotros mismos.

direccion

perdemos mucho tiempo en diseñar una vida, que pocas veces responderá a las expectativas creadas.

no es malo que te sorprendas ante circunstancias que varían el camino marcado, la experiencia, la evolución, el entorno y los diferentes individuos que forman parte de momentos específicos de tu vida, cambian las cosas.

a todos nos han dicho que hay etapas, puntos de inflexión para acometer las “obligaciones” sociales imperantes. es una trampa, el guionista de esta película eres tú.

hablando con un chico de 16 años, me sorprendí, o mejor dicho me horroricé de las pautas que algunos marcan en la educación de los adolescentes:

– conseguir un trabajo pronto, para poder tener una familia antes de los 30 , y no ser un viejo cuando tus hijos sean adolescentes.

– si eres mujer saber que a partir de los 30 ya empiezas a manifestar síntomas de vejez y tu reloj biológico ha de marcar  las decisiones que tomes.

– buscar la seguridad de un trabajo, una nómina que permita seguir el plan previamente marcado, sin dificultades económicas que te lo impidan.

después de sobreponerme a estas directrices, me di cuenta de que los años, no determinan estar en posesión de cualidades de la juventud: espontaneidad, idealismo, una mente sin prejuicios sociales asumidos…. será que el cloroformo social del botellón autorizado, está empezando a pasar factura.

la vida no siempre responde como esperas y en muchas ocasiones, esta es la situación ideal. decisiones de las que se duda y reniega son, en muchas ocasiones, el salvavidas de tu historia.

respeto todas las versiones de vida, no existe la versión por excelencia,  es necesaria la diversidad para dar cabida a todas las inquietudes y personalidades.

no criminalicemos la edad, el sexo, la situación económica como factores determinantes para no CAMBIAR de vida. siempre estamos a tiempo de dar un giro, de crecer y evolucionar, sufrir y disfrutar, en definitiva, VIVIR.

arrepiéntete de lo que has hecho y no de lo que deberías haber intentado.

el sentimiento de sorpresa, ilusión e inocencia  que desprenden canciones como una de romanos no se deberían perder nunca. el video no tiene desperdicio…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s